sábado, 6 de mayo de 2006

Te diré el secreto

Hoy mi esperanza se diluyó como el azucarillo se diluye en el café.
¿Por qué siempre me hago ilusiones?
Cada día me digo, ni una más, pero cada día necesito inventar una.
Intentaré seguir componiéndomelas para, entre hora y hora, incrustar un ángel.
Dejaré que me cantes la grieta azul y el intervalo.
Esperaré impaciente tu canción.

¿Ves?, ya tengo una ilusión.


Te diré el secreto

El secreto de la vida es intercalar
entre palmera y palmera un hijo pródigo
y a la derecha del viento y a la izquierda del loco
conseguir que se filtre una corona real
Levántate cada día a hora distinta
y entre hora y hora
compóntelas para incrustar un ángel

Nada hay como un suspiro intercalado
y entre suspiro y suspiro
la melodía ininterrumpida

Déjame que te cante
la grieta azul y el intervalo.

Gerardo Diego

2 comentarios:

Dead Star dijo...

y lo bonito que es levantarse cada día con una ilusión distinta??!!
me encanta...

yosigoaqui- dijo...

hay que tener una ilusión cada día y, en su defecto, hacer como si existiese :)